Estableciendo límites saludables en el trabajo remoto

Artículo escrito por Vanessa Cobeñas, voluntaria de Psicoeducación.

Actualmente, a causa de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), nos encontramos trabajando a distancia  y nos enfrentamos al desafío de mantener la vida laboral separada de la vida personal, es cierto, que el trabajo remoto puede traer muchos beneficios, sin embargo, se vuelve difícil y contraproducente cuando no puedes ponerle un límite y no logras un equilibrio entre tu vida laboral y personal, para esto es importante que tomes acciones de autocuidado para establecer límites saludables en tu trabajo remoto.

Estos límites saludables te ayudan a una autorregulación (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, 2011) frente al trabajo realizado desde casa, ya que, al perderse los límites entre tu trabajo y tu vida personal, trabajas más horas y esto afecta tu bienestar, tu salud mental y tu rendimiento laboral en general (Organización Internacional del Trabajo, 2020).

4 desafíos que enfrentamos en el trabajo remoto (Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, 2020):

  • Aumentan las horas de trabajo a la semana: La flexibilidad del trabajo remoto y estar presionado por los compromisos laborales genera que sigas conectado durante los horarios que normalmente se orientan al descanso en el ámbito familiar o personal.
  • Ergonomía: usualmente las oficinas están acondicionadas para facilitar el trabajo a través del diseño de muebles y equipos, sin embargo, al trabajar desde casa muchas veces no contamos con todas estas comodidades.
  • Aislamiento: hay una mayor lejanía social y menor apoyo emocional, lo que hace que el trabajo se vuelva más monótono y solitario, esto afecta a tu bienestar y tu salud mental.
  • Intensificación del trabajo: La posibilidad de estar constantemente conectados, el poder trabajar sin ser interrumpidos hace que se intensifique la experiencia laboral.

6 sugerencias para establecer límites saludables en el trabajo remoto (Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, 2020):

  • Separa rigurosamente los espacios: Un aspecto básico para tu autocuidado y tu recuperación es desconectarte mentalmente una vez que hayas terminado de trabajar, para así darle un respiro a tu organismo y que éste pueda restaurarse.

    Práctica sugerida:
    Define un espacio fijo para tus temas laborales, idealmente en una habitación dedicada exclusivamente para trabajar. Como esto no siempre es posible (y si tu comedor es la única alternativa para armar un escritorio), entonces al final de la jornada guarda tu “oficina virtual” y despeja el espacio
  • Mantén rutinas claras: establece tiempos para tu familia, tu trabajo, pero también para ti mismo.

    Práctica sugerida:
    Establece un horario en el que separes espacios para la familia, el trabajo y uno mismo. Intenta conservar prácticas que normalmente se hacían antes de la emergencia y también establece responsabilidades claras respecto a los deberes domésticos. ¡Tener  turnos para encargarse del almuerzo puede resultar muy efectivo!  
  • Asegúrate de mantener espacios de relajación y momentos para darte un gusto: es importante que cuides espacios para recuperarte, donde puedas hacer cosas que te generen gusto y que estén libre de obligaciones.

    Práctica sugerida:
    Por muy caótico que sea tu día de trabajo y las dinámicas familiares, no dejes de guardarte un espacio de tiempo para ti, aunque sean sólo 20 minutos. El hecho de sentir que tuviste un momento de control sobre tu tiempo libre, aunque éste sea breve, te hará sentir mejor y mejorará tu estado de ánimo al día siguiente.
  • Aprovecha este periodo de aislamiento para aprender nuevas habilidades: La cuarentena puede provocar estrés y emociones negativas. Aprender nuevas habilidades no sólo te mantiene ocupado, sino que además te hace sentir bien, aumentando la percepción de eficacia personal.

    Práctica sugerida:
    Puedes leer libros pendientes o expandir tus capacidades; puedes acceder a tutoriales para aprender cosas de tu interés (como un nuevo plato de cocina, tocar un instrumento, hacer manualidades, etc.) o intenta algo distinto: muchas universidades tienen cursos abiertos y gratuitos que son accesibles de forma virtual.
  • Sé responsable en mantenerte conectado con otros: es importante las conexión emocional con otras personas, ya sean amigos, familiares, conocidos, esto te permite regular tu estado de ánimo.

    Práctica sugerida:
    Fuera del espacio laboral, asegúrate de mantener activa tus redes, si organizas encuentros con amigos, ¡mantenlos en formato virtual! Mientras más positivas sean las emociones que compartan, más beneficioso será el efecto del contagio emocional.
  • Aprovecha este momento para reflexionar y escribir acerca de lo que te está pasando: El ejercicio de poner por escrito tus pensamientos y emociones te va a ayudar a identificar más claramente las cosas que te están pasando. 

    Práctica sugerida:
    Cuando sientas estrés excesivo o dificultades a nivel emocional, haz el esfuerzo de escribirlo en detalle como si se lo contaras a alguien más, concéntrate en las ideas y las emociones que sientes. Al finalizar, piensa también en el consejo que darías si otra persona te estuviera contando esto.

Finalmente, es importante que establezcas límites sanos entre tu vida laboral y personal, esto te va a permitir una mayor satisfacción, autocuidado y equilibrio en tu vida; para esto es importante que trabajes sólo durante horas laborales y practiques el autocuidado, sé que no es fácil pero hay que intentarlo, puedes guiarte de las sugerencias que te hemos planteado a lo largo de este artículo, permítete vivir este proceso, además, recuerda que la ayuda psicológica puede ser de gran utilidad para afrontar estos cambios y adaptarse mejor a esta situación de pandemia.

Referencias:

Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (2020). Autocuidado en tiempos de teletrabajo obligatorio: Reflexiones y sugerencias. https://fch.cl/wp-content/uploads/2020/09/autocuidado-en-tiempos-de-teletrabajo-y-aislamiento-1.pdf

Organización Internacional del Trabajo (2020). Guía para empleadores sobre el trabajo desde casa en respuesta al brote de la COVID-19. https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—ed_dialogue/—act_emp/documents/publication/wcms_747014.pdf

Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (2011). ¿Mucho, poquito o nada? Guía sobre pautas de crianza para niños y niñas de 0 a 5 años de edad. http://files.unicef.org/uruguay/spanish/guia_crianza.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: